Bautismo en la parroquia

El Bautismo es la entrada en la Iglesia y nos hace hijos de Dios. No es simplemente un acto social o una costumbre que tenemos en España. Por ello, los padres adquieren ante Dios, ante la Iglesia y ante su hijo un compromiso y un deber: el de educarle en la fe, para que sea santo, y la semilla que en él se planta, dé fruto de vida eterna.

Por eso en la parroquia de santa Elena nos lo tomamos muy en serio y pedimos a los padres y padrinos que sean conscientes de la grandeza de este sacramento.

Para que este sacramente tenga sentido, los padres deben ser católicos practicantes, por ello, les animamos a venir con sus hijos pequeños a la Misa de niños de la parroquia que se celebra los domingos a las 11:30. Los padrinos deben ser cristianos maduros, esto es, personas confirmadas, pues difícilmente dará testimonio de la fe quien no lo está.

Como el bautismo es la puerta de entrada en la Iglesia, se debe celebrar en la parroquia propia, pues es en esta donde se vive la fe. Como nuestra parroquia es pequeña hacemos los bautismos los sábados por la mañana, principalmente, después de la Misa de 11:30, esto es, a partir de las 12:15. Tampoco tenemos inconveniente en tenerlos por la tarde, antes dela Misa de 19:30; los domingos por la mañana el templo está ocupado, no así por la tarde, en los que tambioen es posible celebrar el bautismo. Y no tenemos inconveniente en que venga algún sacerdote amigo de la familia a celebrarlo.

Pero si la familia no es feligresa de nuestra parroquia, la Iglesia pide autorización del párroco propio para poderlo bautizar fuera de la parroquia propia. La razón es la de fomentar que todo el mundo viva la fe en la parroquia de su domicilio.

Para pedir el bautismo, solicitamos rellenar el siguiente formulario, descargándole, imprimiéndole y trayéndole personalmente a la parroquia.

Formulario de petición de bautismo

Enlace de Amazon a un buen libro para profundizar en el bautismo