Lunes, 04 Mayo 2020 12:32

Instrucciones para asistir al templo - Fase 0

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

¡Gracias a Dios parece que ya podemos volver a celebrar la fe y los sacramentos en la parroquia! Si todo va como deseamos, el próximo 11 podremos volver a celebrar la Eucaristía con fieles. En caso de que las autoridades no lo autorizasen, tendríamos que adaptarnos a ello.

Recordamos que se mantiene la dispensa del precepto dominical y se recomienda a las personas mayores y grupos de riesgo el seguimiento de la celebración por los medios audiovisuales.

También se recuerda a las personas mayores y de riesgo que es posible asistir a la Eucaristía durante la semana pues la asistencia de gente es menor.

Estamos seguros de que todos tenemos un gran deseo de poder volver a celebrar la Eucaristía y recibir la confesión. Pero también, nuestra conciencia cívica, debe seguir las indicaciones de las autoridades adaptándolas a nuestra realidad parroquial.

Para la reapertura hemos pensado las siguientes acciones:

  1. Limitación del aforo del templo a 1/3 de su capacidad.

    1. Hemos marcado en los bancos los lugares donde uno se puede sentar para garantizar la distancia mínima entre personas.

  2. Llenado y vaciado del templo para las celebraciones de la Eucaristía.

    1. Se recomienda a los fieles venir con mascarilla y guantes a la Iglesia, dado que las distancias que mantendremos son similares a las del transporte público, donde es obligatorio el uso de mascarilla.

    2. Los fieles a medida que vayan entrando deberán ir ocupando los bancos más adelantados. Un voluntario, al llenarse el aforo, pondrá un cartel de “Aforo completo” en la entrada para evitar sobreocupación.

    3. El desalojo evitará las aglomeraciones en la puerta del templo, y si es necesario será dirigido desde el ambón por el sacerdote celebrante.

  3. Para la comunión se deberá mantener la distancia adecuada con la persona que preceda a quien va a recibir el cuerpo de Cristo. Será necesario seguir las marcas en el suelo para ello.

    1. La comunión, siguiendo las indicaciones de la Conferencia episcopal y de nuestro propio obispo de Madrid será en la mano.

    2. El sacerdote no dirá a cada fiel antes de comulgar la frase “El cuerpo de Cristo”, sino que esta invocación será recitada comunitariamente por todos los asistentes después del “cordero de Dios”, siguiendo las indicaciones de la Conferencia Epsicopal.

    3. El sacerdote observará las normas de limpieza de manos durante la Eucaristía.

  4. La confesión será en el pasillo lateral de la Iglesia, donde hay posibilidad de mantener la distancia de separación.

 

Visto 64 veces Modificado por última vez en Martes, 05 Mayo 2020 08:59