Sábado, 09 Mayo 2020 22:17

Sobre la desescalada.

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

¡Marchando una de reflexiones sobre la desescalada!

¡Oído cocina!

Han pasado una carta al director por dos de los grupos de whatasapp de la parroquia... Doy gracias a Dios poque lo que se envía estos grupos es inteligente y breve, y a veces con buen humor, aunque no sé si yo soy el que se pasa enviando emails y mensajitos. Perdonadme si estáis hartos de mis avisos.

Esa carta al director recordaba lo difícil y peligroso que es descender de una montaña. Se dan muchos por la dificultad del descenso, pues el montañero ya está cansado, y es fácil que se descuide o deje de tomar precauciones o haga imprudencias para llegar antes. Por ello, hay que tener mucho cuidado y prudencia al bajar.

Creo que se debe aplicar esto al Covid; la desescalada tiene una dimensión moral, como todas las decisiones que hemos tomado a lo largo de la epidemia. Es cierto que es un fastidio tener que esperar hasta el lunes próximo, pero también es cierto que no se puede bajar la guardia en lo que está de nuestra parte que es evitar los contagios, pues poco más podemos hacer nosotros, los ciudadanos de a pie, que usar la prudencia en nuestra vida diaria.

En este confinamiento que hemos vivido han ocurrido muchas cosas, se han planteado muchas dudas y hemos tenido que vivir la fe de una manera nueva en unas circunstancias a las que no estamos acostumbrados. Han circulado por esa telaraña tecnológica que es la Internet muchas opiniones, críticas y similares. Quiero hacer alguna reflexión sobre ellas para la parroquia, que cada uno es muy libre de aceptar o no.

  1. He visto que algunas webs "católicas" han estado beligerantes. Ahora bien, no siempre los sitios web que se dicen católicos reflejan el magisterio de la Iglesia. Por sentido común y por teología católica sabemos que las opiniones no son magisterio, por mucho que a veces se presenten como tales. Para que algo sea magisterio, no debe ser presentado como una opinión, sino con intención de enseñar la revelación. El magisterio está en los documentos autorizados de la Iglesia como el Catecismo de la Iglesia Católica, las encíclicas y similares. Por ello, los blogs de católicos particulares, e incluso de obispos, son por definición lugares de opiniones particulares, no tienen ninguna autoridad magisterial. Es necesario por esto no hacer de los blogs el alimento de la fe ni del criterio católico. Son opiniones de sus autores. El alimento del católico es la Palabra de Dios, no los posts.
    El magisterio de la Iglesia es una preciosidad pues refleja la revelación de Cristo. Nos lleva a la sana antropología, a la libertad para seguir el Evangelio. Por desgracia me parece constatar que blogs con muchas visitas no siempre tienen asumidos principios católicos como la libertad de conciencia. Y me duelen los comentarios que permiten los responsables de los mismos en los que no siempre está reflejada la cordura mental.
    El católico debe tener un gran discernimiento en este campo para crecer en la fe y no radicalizarse cayendo en posturas integristas ni contemporizar con el mundo.
  2. En línea con esto, durante la pandemia se han dado campañas de presión a los obispos, como una que ha lanzado 5 videos en inglés francés alemán, español, y que ha tenido ecos en hispanoamérica. En mi opinión estas campañas han sido bastante sesgadas. No es difícil ver después de buscar en la web que hay grupos de presión organizándolas que son maestos en manejar los medios y crear confusión. Uno de ellos es el instituto austriaco de san Bonifacio fundado por Alexander Schugel o algo parecido, quien además ha formado un un grupo llamado Acies Ordinata que es muy activo en la oposición al santo Padre. Este joven tiene contactos con Mons. Schneider y con mons. Viganò. Sinceramente creo que cuando hay grupos de presión detrás de estos videos, creo que nos situamos en el polo opuesto del Evangelio que excluye la manipulación en la acción del cristiano.
    También han aparecido en estos debates ideas interesantes, como por ejemplo una lanzada por un obispo argentino que decía que esperaba que quienes han hecho estas campañas tengan la misma sensibilidad hacia los pobres y les ponga tan triste el no poder servirlos.
  3. Creo también que es muy importante no confundir las opciones políticas de cada uno con la misión de la Iglesia. Las campañas contra el gobierno pertenecen a un ámbito y la vida pastoral-litúrgica a otro. Hay grupos que tienen una actitud de lucha contra el gobierno también en temas morales y me parece que son muy libres de hacerlo. Pero, por poner un ejemplo, si uno está en profundo desacuerdo con la gestión de la crisis del Covid, como yo lo estoy, no debo usar una Misa como la que celebró el obispo de Alcalá y unirla a la lucha contra el gobierno. La Iglesia busca la salvación de TODO el género humano, por lo que hay que evitar los efectos secundarios en este tipo de acciones y campañas.
    De no actuar así, lo que se consigue es que quienes nos queremos mantener al margen de la lucha contra el gobierno no podamos unirnos sus campañas, con lo que se crea un espíritu de división.
    Y también me pregunto si Seremos los españoles capaces de parar de darnos garrotazos, como tan genialmente pintó Goya.
  4. Lanzo mi pobre opinión, desde el deseo de volver pronto a la celebración con gente en la parroquia. Creo que la Eucaristía es mucho más que la comunión. El deseo de comulgar es, sin duda, santo. Ahora bien, la referencia de la Eucaristía es la Pascua, no un deseo piadoso de recibir la comunión. La participación en la Eucaristía es la participación en la Última Cena de nuestro Señor, que yo creo que es mucho más que la acción de comulgar. Reducir la Eucaristía a la comunión puede llegar a tener consecuencias negativas para vivir la vocación a la santidad, y no sé si a veces se hace.

Termino. Deseo un rápido fin del confinamiento a todos. Quiero veros pronto y volver a celebrar la fe todos juntos.

¡Seamos proactivos en la búsqueda de la santidad!

Un fuerte abrazo, p. Javier.

Visto 64 veces Modificado por última vez en Lunes, 11 Mayo 2020 10:56